Cuidar tu salud mental, hace parte de contar con una salud total

La nueva normalidad en la que hemos entrado ha cambiado drásticamente la forma en que vivimos y nos relacionamos con los demás, puesto que tomaron prioridad otras actividades o rutinas que tienen el objetivo de preservar nuestra vida y salud, y la de las demás personas.

Es por eso, por lo que dentro de estos nuevos hábitos debe caber el cuidado de nuestra salud mental, un factor fundamental para preservarnos sanos y seguir cuidándonos. A continuación, compartimos algunas acciones que puedes poner en práctica y en compañía de tu familia para mantenerse sano y estable:

Infórmate: Escucha noticas o actualizaciones de fuentes fiables como las autoridades nacionales y locales preferiblemente una vez al día, para estar actualizado en los cuidados que deben seguirse para evitar la propagación del COVID-19, pero sin entrar en pánico.

Mantén una rutina: Si antes del confinamiento llevabas una rutina, procura mantenerla, o crea una que se acomode a tu nueva situación para mantenerte activo: horarios de descanso fijos, tiempos de alimentación saludable en horas establecidas, actividad física frecuente, dispersión mental en hobbies. No olvides que cada actividad debe realizarse con las medidas de bioseguridad y respetando el distanciamiento social.

No te alejes de tu círculo social: Si el contacto con las personas cercanas no es posible de manera física, utiliza herramientas o medios virtuales para no desconectarte de ellos y poder seguir compartiendo. En caso de ser físico y con personas de diferentes grupos familiares, no olvides el uso de tapabocas y el respeto a los límites de aforo.

No consumas drogas o alcohol: Evítalo en lo posible o por completo, no se ha comprobado que este consumo reduzca la posibilidad de contraer infecciones víricas, por el contrario, puede ser muy perjudicial para la salud del cuerpo humano al enfrentarse a un contagio y a un tratamiento; incluyendo que son sustancias que alteran el entendimiento y objetividad para la toma de decisiones, lo que puede llevar a comportamientos de riesgo.

Ayuda a otros: Si te es posible ayudar a alguien que necesite por ejemplo realizar sus compras, hazlo, así se promueve una cultura de colaboración y respeto, además, para conservar la esencia de que somos seres sociales por naturaleza.


Recuerda que en las manos de todos está evitar en lo posible la propagación del COVID-19, por eso es fundamental que en casa y en exteriores sigas las recomendaciones de bioseguridad como lavar tus manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel antibacterial con un grado de alcohol superior al 60%, usar tapabocas correctamente, mantener el distanciamiento físico, además, no propagar la desinformación y el pánico. Entre todos podemos cuidarnos.

Chat Sobre PAC - Afíliate